Bodega

nuestra

Bodega

La

Historia

“Labor y perseverancia” fue el lema que guió a Felipe Rutini desde el comienzo y que marcó a fuego el devenir de sus vinos hasta convertirlos en sinónimo de la más alta calidad. Siguiendo su espíritu innovador, hacia 1925 la bodega comienza a plantar viñedos en el Valle de Uco. A partir de esas plantaciones pioneras la región se ha ido consolidando como uno de los principales centros vitivinícolas de Mendoza. Durante la década del 90 las instalaciones originales de La Rural en Coquimbito son renovadas completamente, incorporando tecnología de punta a la estructura que funcionaba desde el siglo XIX. En ese mismo predio se encuentra hoy en día el Museo del Vino, donde los visitantes pueden conocer los primeros pasos de don Felipe Rutini en la producción de vinos y ver la evolución de las técnicas y de los mecanismos de trabajo tradicionales. En línea con el afán de superación y excelencia de su fundador, en 2008 comienza a construirse la planta de Rutini Wines en Tupungato. Allí se elaboran actualmente las líneas Felipe Rutini, Antología, Apartado, Colección Rutini, Encuentro y Trumpeter. Estas fincas abarcan más de 400 hectáreas a una altitud entre 1.050 y 1.200 metros sobre el nivel del mar. A esta superficie se agregan otras 120 hectáreas de campos en vías de implantación de vides, que ampliarán las posibilidades de producción de vinos únicos, cuidados y potenciados desde su origen
1885

Rutini

En el año 1885 Felipe Rutini funda Bodega La Rural en Coquimbito - Maipú y marca el comienzo de Rutini Wines en el mundo del vino
La

Vinificación

La nueva planta de Rutini Wines es parte de un proyecto que se concretará en distintas etapas. Ya se ha completado el 70% de las obras: las instalaciones de producción, el área de recepción de uvas, las prensas, los tanques de acero inoxidable y nuevas piletas de concreto en estilo tradicional. Hoy en día se producen 4 millones de litros de los 6 millones que se espera lograr. Contamos con tecnología de última generación para potenciar y complementar el afán de superación de nuestro enólogo y su equipo. Se han instalado piletas de concreto de forma cúbica que permiten una mayor extracción de polifenoles. Cada una de estas piletas tiene 15.000 litros de capacidad. También disponemos de tanques de fermentación tronco-cónicos, diseñados especialmente para separar con más eficacia las pieles trituradas de la delgada capa de líquido que rodea al grano y que intensifica el color, el sabor y los aromas. Actualmente hay 2000 barricas de roble en funcionamiento y se espera llegar a las 5000. Con la obra finalizada esperamos producir 500.000 litros de espumante por año.
Nuestra

Tecnología

Actualmente Rutini Wines cuenta con dos líneas de selección. La primera, óptica, consiste en una cinta que transporta las uvas ya despalilladas y las hace pasar bajo el lente de una cámara que les toma una fotografía. Esta imagen es analizada por un software que tiene la capacidad de determinar qué se descarta y qué no, basándose en tres parámetros: forma, color y tamaño. Una vez tomada la decisión, envía la orden a 150 electroválvulas que se ubican al final de la cinta para separar las uvas defectuosas mediante un barrido con aire a presión. Gracias a esta tecnología hemos logrado una excelente homogeneidad en la selección de uvas, ya que nos permite separar eficazmente granos rotos, pasas de uva, restos vegetales (hojas y escobajos) y granos botritizados. Se utiliza para las líneas Rutini, Single Vineyard, Antología, Apartados y Felipe Rutini. La segunda línea de selección es la oscilatoria. Esta es la última tecnología en despalillado de granos. Está compuesta por dos canastos cilíndricos que oscilan a gran velocidad y permiten una separación muy precisa de los granos.
Nuestro

Enólogo

Mariano Di Paola es quien controla todos los procesos enológicos. Con más de 30 años de experiencia, Di Paola es considerado uno de los mejores enólogos de Argentina: expresa su talento, su experiencia y su estilo individual en cada uno de sus vinos. Es el enólogo principal de Rutini desde 1994. Su filosofía enológica se basa en una constante experimentación y aprendizaje; es un ferviente estudiante del crecimiento de la uva y del proceso de vinificación. Tuvo un rol muy activo en la modernización de los recursos tecnológicos de Rutini y continúa viajando para compartir prácticas de viñedo con otros profesionales.

Mariano Di Paola, figura clave de la industria vitivinícola Argentina, es el principal enólogo en Rutini Wines desde 1993. Portador de un expertise invaluable y con una trayectoria de más de 30 años en el mercado, fue destacado por la revista británica Decanter como uno de los mejores 30 enólogos del mundo. Dentro su filosofía enológica priman la experimentación y el aprendizaje constante. Apasionado de las vides, disfruta de caminatas en el viñedo donde cada año se ve inmerso para supervisar como evoluciona la futura cosecha. Está involucrado en todos los procesos enológicos de la bodega y el perfeccionamiento es contínuo; centrando su labor en lograr vinos sofisticados, de diseño y formato originales. Para él, la mejor cosecha es siempre la próxima. Hoy su estilo singular en elaboración e innovación produciendo vinos constituyen una fuerte influencia en la era del vino moderna.

Newsletter

Recibe nuestras noticias